"El verdadero arte se halla donde no nos lo esperamos. Donde nadie piensa en él ni se pronuncia su nombre. El arte detesta ser reconocido y saludado por su nombre. Se escapa enseguida."


Jean Dubuffet

La obra de Sargal es personal e inconfundible, al realismo que deja entrever en sus esculturas de barro, se le une el surrealismo del que orgullosamente presume, así como de la acertada influencia picasiana; un surrealismo que aflora desde lo más recóndito de su inspiración y que nos invita a aproximarnos al artista.